Últimos articulos publicados

Caballos, el ritual del apareamiento

A Rapa das Bestas es algo mágico, esa lucha entre el hombre y el caballo como se hacían en épocas pasadas, el caballo salvaje y el hombre a cuerpo descubierto y lo raro es que aún queden maravillosos ejemplares en su vida normal, salvajes sin la intervención del hombre, pero, como se reproducen estos bellos ejemplares? como curiosidad os queremos contar que son ellas, las hembras las que muchas veces toman la iniciativa, es decir, la que se acerca al macho y lame con extrema avidez su prepucio, si el macho ha copulado ese día tres o más veces es difícil que vuelva a montar a una yegua pero a veces la técnica de la yegua da resultado y la cópula tiene lugar entre ellos, otro aspecto que llama la atención es la duración del acto en sí siendo muy breve, esto puede ser que el caballo es un animal acostumbrado a huir con el peligro y su instinto de supervivencia le obliga a no detenerse más del tiempo necesario, la sexualidad satisfactoria de la yegua depende sobremanera de la intensidad del estímulo, por eso el pene del caballo es de gran tamaño, para generar el orgasmo en la yegua instantáneamente.

Como podemos ver no difiere mucho del acto sexual entre humanos, verdad? tan solo hay que entrar en un sitio porno referencia como Porno Gratis Diario y acceder por ejemplo a los videos de pornhub para darnos cuenta de que el sexo entre hombres y mujeres a veces es incluso más rápido que el de los caballos. Pero volvamos a las curiosidades de la reproducción de los caballos.

Los caballos siguen una serie de normas, de pautas a la hora de aparearse (el celo y la monta), todo empieza como en la mayoría de especies, es decir, con el cela de las hembras normalmente entre los meses de marzo a septiembre entrando en celo casa 21 días aproximadamente y es durante estos días primaverales cuando están más receptivas, este periodo tiene una duración de unos cinco o seis días produciéndose la ovulación en el cierto día normalmente. Como podemos reconocer en las yeguas el celo? pues esos días presentan unos síntomas muy claros que nos hacen reconocerlos y son el hinchamiento de la zona de la vulva y la secreción de un liquido por la misma, una especia de moco que produce la aceptación del semental y la separación de los miembros posteriores en su presencia y también la incidencia en la micción, como dato reseñar que la edad ideal de una yegua para cruzarla son los cuatro años, en algunas yeguadas se adelanta debido a los costoso que es mantener a este tipo de ejemplares reproductores.

Pero como es esa atracción sexual entre estos mágicos animales? como hemos indicado antes, cuando el celo en la yegua despierta segrega feromonas en la orina que es la que hace que el semental se acerque a la yegua, el semental al oler la orina levanta el labio y olfatea excitado ese olor que desprende la orina, sabe que la hembra está receptiva y que ha llegado el momento de montarla, algunos caballos ensanchan los músculos del cuello y de los hombres llegando a parecer unos ejemplares imponente y todo por esas hormonas de la yegua segregadas en la orina. Otro curioso dato viene dado por los ruidos que llega a hacer, es decir, los relinchos se vuelven más continuos, prolongados, graves y enérgicos. El último paso del cortejo viene de la mano del macho, que comienza a ejercitar una particular danza en círculos, brincando a la vez que levanta considerablemente sus cascos del suelo. Este baile es un verdadero espectáculo, es fruto de un conflicto interior del semental, que se debate entre la atracción y el temor al rechazo. Algunas hembras suelen rechazar a los machos a última hora por eso a la hora de montar yeguas es importante contar con machos que tienen ya una cierta experiencia, algunos caballos rechazados se les puede ver tristones en los días posteriores, no dejan de tener sentimientos como los humanos aunque estos sean expresados de maneras muy diferentes.

Pero como es el acto en sí? llegamos a la fase de la penetración y aqui queremos destacar que la erección del semental se ve aumentada de forma considerable cuanto más guiña la vulva la hembra, es decir, que el caballo se excita más cuando la hembra aparta la cola y deja todo al aire, eso significa que la sumisión de la hembra es total lo que hace que el caballo elimine cualquier pensamiento de rechazo como hemos comentado anteriormente. Muy importante: tenemos que procurar que el pene del caballo esté en posición correcta durante la monta, para lo cual se toma un tiempo. La erección puede alcanzar el metro y medio, sin embargo la cópula es breve. En tan sólo seis o siete movimientos, la eyaculación tiene lugar.

Como podemos observar en muchos casos no es muy diferente a la relación de un hombre con una mujer, muchas veces la hembra calienta al macho y después no acaban manteniendo relaciones sexuales y para cuando llega este momento algo que puede hacer el hombre para ser caliente es ver el contenido XXX de la web videos de maduras x, si ha sido rechazado por su pareja, por lo menos ver como otras tienen sexo placentero.

A Rapa das Bestas: la historia de esta atracción turística de Pontevedra

Para los residentes de esta aldea de Pontevedra, Sabucedo, A Rapa das Besta es, sin lugar a dudas, una ceremonia ancestral. Con unos 30 habitantes, cuenta con una de las fiestas más internacionales de Galicia.

¿Has oído hablar de A Rapa das Bestas? En el artículo de hoy, te contamos su historia y cómo pasó de ser una ceremonia ancestral a una atracción turística.

El origen de A Rapa das Bestas

Millones de extranjeros acuden cada año a Pontevedra para disfrutar de las espectaculares imágenes que ofrece esta tradición. Pero, ¿cómo surge esta tradición y en qué consiste?

De forma sencilla, A Rapa das Bestas es la desparasitación de los corceles salvajes. Se puede traducir como rapar a las bestias. Así, los expertos se dedican a registrarlos y cortar sus crines para evitar infecciones en un futuro.

Pues bien, este hecho ancestral y la manera en la que se hace se ha convertido en un auténtico espectáculo fotogénico. Si investigamos un poco, encontramos imágenes increíbles que casi transmiten más que unas simples palabras y todos los turistas que acuden a esta ceremonia van en busca de la mejor foto.

La ceremonia consta de dos partes. Por una parte, se va al monte a reunir a los caballos. Hay personas que hacen hasta 50 kilómetros a lo largo de las montañas durante la noche y la mañana en busca de los caballos salvajes para prepararlos.

Y, por otra parte, preparar a los caballos para el “curro”. Así lo denominan los más aficionados a esta fiesta de Pontevedra.

Miles de vecinos y turistas son los que arropan a los encargados de desparasitar a los corceles mediante gritos y fiesta. ¡Parece una autentica verbena!

Todo el bullicio que se vive tiene también otra razón: el aloitador. Se trata de un luchador gallego que se encarga en dar el tijeretazo y en introducir la jeringuilla en el caballo con el antibiótico.

Se forma una pelea entre el corcel y el luchador, y de ahí se sacan las mejor imágenes de A Rapa Das Bestas.

Además, en la fiesta no pueden faltar los puestos de pulpo, lacón y vino, así como todo tipo de gastronomía típica de esa zona gallega.

Otra cosa que enamora a los miles de visitantes de esta particular festividad es que se está en pleno contacto con la naturaleza y la fauna.

Sabucedo: el lugar donde se celebra la festividad

Como hemos comentado, Sabucedo es la aldea de Pontevedra donde se da la festividad más multitudinaria. Se han visto hasta 700 personas en semicírculo observando la tradición. ¡Existe incluso una bancada reservada a las cámaras!

Son cerca de 250 caballo los que hay que cuidar durante la jornada de A Rapa das Bestas y, a su vez, son 25 los aloitadores que se preparan para montar a los caballos y cansarlo.

Una vez cansado, se sujete su cola y se inmoviliza para cortarle las crines y desparasitarlo. En Internet se pueden encontrar historias de muchas personas de la aldea que empezaron como aloitadores a los 16 años. Llevan toda la vida en esta tradición y se nota en su pasión a la hora de currar con el caballo.

Hoy en día, los aloitadores más mayores rondan los 50 años y dedican su tiempo libre a preparar toda la festividad: censar a los caballos, conseguir permisos y subvenciones, preparar exposiciones, poner carteles y comprar los medicamentos y chips para los corceles.

El ayuntamiento de La Estrada dedica un presupuesto de alrededor de 18.000 euros para la agrupación a lo que se le suma todos los costes relacionamos con el montaje de curro y la promoción de la festividad.

Su éxito es tal que A Rapa das Bestas fue declarado Interés Turístico Nacional en el año 1963 e Interés Turístico Internacional en el año 2007. La fiesta no para de crecer y con una tasa de afluencia de 20.000 personas cada año, el municipio estima una recaudación de 800.000 euros.

Al final, este tipo de festividad supone una ocupación hotelera o rural de un 100%. Ahora, los concejales de turismo miran por ampliar el éxito en otros periodos de tiempo, ya que tienen en cuenta que A Rapa das Bestas es solo un fin de semana al año.

Sin duda, es una tradición muy arraigada a Galicia y esta aldea, ¡y no es para menos! Las imágenes que ofrecen a sus visitantes se te quedarán en la retina para siempre. Pasión y cultura son dos palabras para definir A Rapa das Bestas.

Una festividad que marca un antes y un después en cada persona que se acerca a la aldea para disfrutarla y que pone la piel de gallina a los lugareños cada año que se celebra. ¡Qué no se pierda la cultura y la tradición!